ERC AVISA EL PSOE QUE EL DIÀLEG HA DE SER ENTRE GOVERNS

Ante el optimismo –prudente– del PSOE para conformar la mesa de diálogo que reclaman los independentistas, condición para que saque adelante la investidura de Pedro Sánchez, Esquerra para los pies a los socialistas. En Ferraz trabajan con el supuesto de una negociación entre partidos. Pero los republicanos consideran que en el PSOE no han entendido los requisitos que ERC reclama para este espacio de encuentro y precisan a este diario, que “no se está pidiendo una mesa de partidos, sino una de negociación entre iguales, es decir, entre gobiernos, que son los máximos representantes del pueblo”. “Si no hay una mesa como la que planteamos, el voto de ERC será no”, advierten a los republicanos.

Esquerra recibió con cautela la noticia de que en el PSOE veían con buenos ojos una mesa de negociación tal como la planteaban los republicanos en la pregunta, sin concreciones, de la consulta a su militancia: “¿Estás de acuerdo con rechazar la investidura de Pedro Sánchez si previamente no hay un acuerdo para abordar el conflicto político con el Estado a través de una mesa de negociación?”. “Es suficientemente ambigua para que no sea un obstáculo insalvable”, decían a Ferraz amparándose en el hecho de que no se especifican peticiones de referéndum, ni amnistías a los condenados por el 1-O, por ejemplo, para tratar en esta mesa.

Para ERC, la pelota está sobre el tejado del PSOE

En ERC creen que la Moncloa ha interpretado mal su demanda. “Nos preocupa que no lo estén entendiendo y que piensen que será suficiente con un pressing ERC”. Y ponen los puntos sobre las íes de cómo tiene que ser esta mesa de negociación, en cuatro apartados: que el diálogo sea entre gobiernos; sin condiciones ni vetos, donde las dos partes puedan llevar su propuesta; con un calendario fijado para que el diálogo no se alargue indefinidamente en el tiempo; y con garantías, es decir, con mecanismos de cumplimiento de los acuerdos que se puedan alcanzar en esta mesa.

“La buena predisposición se tiene que concretar para no transformarse en inacción o vacío”, advierten desde Esquerra, al mismo tiempo que afirman que “ERC no tiene nada que perder en esta situación y en cambio el PSOE y Sánchez, especialmente, sí,” porque, a su parecer, “el independentismo es más fuerte a cada nueva elección”.

Para ERC, la pelota está sobre el tejado del PSOE si quiere que la investidura de Sánchez salga adelante, así como también el preacuerdo de gobierno con Unidas Podemos. Los republicanos han endurecido su discurso después de una campaña electoral del líder socialista más beligerante con el independentismo que en otras ocasiones y aseveran que no se amilanarán.

“Ya lo demostramos en los presupuestos. Si no se mueven, abocarán a España a ir a elecciones de nuevo”, dicen en ERC, señalando que el gran objetivo de su partido es la resolución “del conflicto entre Catalunya y el Estado español”, que a buen seguro tendría que pasar por la amnistía y el ejercicio del derecho a la autodeterminación. De hecho, los republicanos dibujan un escenario parecido al de la declaración de Pedralbes, de diciembre del 2018 y surgida después del encuentro entre los gobiernos español y catalán. Allí, además, la Moncloa admitió “la existencia de un conflicto sobre el futuro de Catalunya”, cosa que desde ERC ven como el reconocimiento más claro del PSOE que el conflicto es político, y “no una crisis de convivencia”, como han sostenido los socialistas contrariamente en otras numerosas ocasiones.

En medio de todo este enredo negociador, ayer se añadió JxCat, que a través de la diputada y exconsellera de Presidència, Elsa Artadi, exigió a Pedro Sánchez que reconozca como interlocutores a Quim Torra y Carles Puigdemont.
Informa:LAVANGUARDIA.COM (23-11-2019)

134 Lectures | ‣ |
Que tothom ho sàpiga: