LA NOTA D’HUMOR DE LA VANGUARDIA: L’INDEPENDENTISME CAU CADA COP MÉS I ARA ÉS MENYS DEL 43%

El apoyo a la independencia se desinfla lentamente a medida que las expectativas de alcanzarla se desvanecen y la división de los partidos soberanistas se acentúa. Si en el sondeo de GAD3 de septiembre pasado para La Vanguardia el respaldo a la secesión superaba el 45% de los consultados, en el de enero ha caído por debajo del 43%. Y, paralelamente, mientras hace cuatro meses el rechazo a la independencia se acercaba al 47% (un punto y medio por encima del porcentaje de apoyo), hoy roza el 49%. Es decir, una ventaja de más de seis puntos para los opuestos a la secesión.
Apoyo a la independencia en Catalunya

De hecho, lo relevante no es el descenso del apoyo a la independencia –que ya había registrado cifras similares en el pasado– sino el nivel de rechazo que ha alcanzado a lo largo del 2020. Es cierto que en febrero pasado los contrarios a la secesión ya sumaron un porcentaje idéntico al actual. Pero entonces la distancia entre partidarios y detractores era menor que ahora y se mantenía en un cerrado equilibrio.

El apoyo a la independencia en Catalunya cae al 43% frente a casi el 50% que está en contra

En definitiva, y dicho con mucha cautela, la tendencia que registra el sondeo apunta a un creciente decantamiento de la sociedad catalana en contra de la ruptura con España. Y la correlación por segmentos parece confirmarlo. Mientras la ventaja del sí entre los hombres apenas supera los cuatro puntos, la ventaja del no entre las mujeres sobrepasa los 16. Y por grupos de edades, el no se impone en todos los tramos, salvo entre los jóvenes de 18 a 29 años, que están divididos al 50%.
Diferencias de género
El sí se impone entre los hombres por cuatro puntos y el no lo hace entre las mujeres, por más de 16

Es verdad que el no se impone entre los segmentos de mayor edad (por casi 20 puntos entre los jubilados) o con una situación más precaria (por 15 puntos entre los parados). Y que también logra elevados respaldos (con una ventaja sobre el sí por encima de los 21 puntos) entre la población con menor nivel de estudios. Pero la correlación entre los universitarios sólo brinda una ventaja de algo más de cuatro puntos al respaldo a la independencia.
Pesimismo soberanista
El 80% del electorado de ERC o de Junts ve inviable una nueva DUI aunque vuelvan a tener mayoría en el Parlament

Esta evolución coincide con un creciente pesimismo sobre las posibilidades de materializar la secesión entre los votantes soberanistas. Incluso aunque los comicios del 14-F arrojasen una nueva mayoría parlamentaria de ese signo, el 80% de los votantes de ERC o de Junts rechaza que se produzca otra declaración unilateral de independencia. Es más, ni siquiera con ese desenlace electoral una mayoría clara del electorado independentista apostaría por centrar la negociación con el Estado en la celebración de un referéndum de autodeterminación.
MEDIDA DE GRACIA
El indulto recibe el aval de los votantes de PSC y comunes pero solo de dos de cada diez de Ciudadanos o Vox

Eso no significa que la sociedad catalana ignore la profunda fisura que ha abierto el procés en su seno, así como la necesidad de aliviar tensiones. De ahí que casi un 61% se muestre partidario de indultar a los presos independentistas, frente a un 33% que se opone (aunque, explícitamente, sólo un 22% de los catalanes reclama el cumplimiento íntegro de las penas).
Para rebajar la tensión
El 28% prefiere los indultos, el 26% una amnistía y solo un 22% el cumplimiento íntegro de las penas

En realidad, los ciudadanos de Catalunya están divididos entre quienes consideran el indulto la mejor solución (28%) y aquellos que apuestan por la amnistía (un 26% que, muy probablemente, cree que el procés no supuso ninguna vulneración de la legalidad) o por una reforma del delito de sedición (15%), como la mejor vía para resolver el tema de los presos.

Por supuesto, el apoyo a la concesión del indulto solicitado al Gobierno es abrumador entre los votantes independentistas, pero también se impone entre el electorado de los comunes (por un margen de 7 a 2) y del PSC (en este caso por 5 a 4). Y aunque cae en picado entre los votantes de centro y derecha de ámbito estatal, uno de cada diez electores del PP y dos cada diez de Cs o Vox respaldan que se conceda el indulto a los presos soberanistas.
Mesa de diálogo
Un 49% respalda este mecanismo para buscar soluciones al conflicto, pero el 46% lo rechaza

Paralelamente, el horizonte de una solución dialogada al conflicto catalán muestra algunos signos de esperanza, aunque en medio de notables dificultades. El síntoma más alentador reside en el apoyo creciente a la mesa de diálogo entre gobiernos, que ahora tiene el respaldo del 49% frente a un 46% que la considera un instrumento inútil. En septiembre, más del 52% rechazaba este mecanismo.

Eso sí, la mesa de diálogo tropieza con el rechazo mayoritario de los votantes de PP y Cs y, sobre todo, con la división del electorado soberanista. Solo entre los votantes de ERC se imponen los partidarios (55%, a favor; 41%, en contra), mientras que entre los de Junts domina el rechazo (60% frente a un 38% favorable). Los electores más entusiastas son los de los comunes, con casi un 70% a favor.
Informa:LAVANGUARDIA.COM (11-1-2021)

134 Lectures | ‣ |
Que tothom ho sàpiga: