L’ANC ES CONCENTRA DAVANT LA DIPUTACIÓ CONTRA LA ” INCOHERÈNCIA” DE l’ACORD

La Assemblea Nacional Catalana (ANC) eleva el tono contra los partidos independentistas. Así lo admite la propia entidad soberanista, que ve necesario dar un paso más en las movilizaciones ante la “absoluta incoherencia” de la actuación de las fuerzas políticas.

La gota que ha colmado el vaso ha sido el pacto entre JxCat y el PSC que otorga la presidencia del ente supramunicipal a la socialista Núria Marín. “Es muy grave, si dos años atrás le dices a la gente que defendía las escuelas del 1-O en l’Hospitalet de Llobregat que un partido independentista estaría votando a su alcaldesa no se lo creerían”, ha censurado la presidenta de la ANC en una manifestación que ha congregado a unas 200 personas enfrente de la Diputación de Barcelona.


Paluzie llama a no caer en el desaliento y seguir movilizándose

“La gente no entiende estas decisiones contradictorias que van en contra de la unidad estratégica que pide la calle y se genera desánimo y consecuencias negativas para el conjunto del independentismo”, ha seguido Paluzie, al tiempo que llamaba a no caer en el desaliento y seguir movilizándose. “Quedarse en casa no sirve de nada, la gente debe poder canalizar su enfado y seguir movilizada, es por ello que hemos cambiado el tono de las concentraciones”, ha explicado la líder de la Assemblea.

El edificio de la Diputación de Barcelona, en la esquina entre Rambla Catalunya y la Diagonal, se ha blindado esta mañana ante la manifestación. En ella, los dos centenares de personas han cantado un amplio surtido de proclamas como “ERC y PDECat la paciencia se ha acabado”, “Núria Marín, 155”, “Fuera socialistas de la Diputación” o “1-O, ni olvido ni perdón”. Sin embargo, y pese a que los presentes han silbado cada entrada de representantes de los partidos, han mostrado su apoyo al expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, quien a su vez, avaló el pacto con el PSC: “Puigdemont, nuestro presidente”, se ha cantado.

A un lado, la ANC había llenado un pequeño perímetro de la calle con todo de sillas negras tiradas por el suelo para representar la pugna por los cargos entre las formaciones independentistas. La cantidad no ha sido elegida al azar: 155.

Al término de la sesión, cuando ya apenas quedaban una veintena de manifestantes, la mayoría de diputados provinciales han ido abandonando el edificio por una puerta anexa, evitando las protestas de la principal. Con todo, al final un grupo de concentrados se ha dado cuenta y han abordado la salida lateral. En ese momento, salía la concejal –y diputada provincial– de JxCat por Barcelona Neus Munté. Un manifestante se ha encarado con ella y le ha pedido explicaciones por el pacto con los socialistas. “Lo hemos intentado hasta el final, la unidad nos la creemos y no quiero hablar mal de ERC ahora, pero no ha sido posible”, ha contestado la exportavoz del Govern.

Los concentrados también han increpado minutos después a los representantes de Esquerra, que han salido en grupo por la puerta principal de la Diputación de Barcelona.
Informa:LAVANGUARDIA.COM (11-9-2019)

217 Lectures | ‣ |
Que tothom ho sàpiga: