NOVA TRAMPA DEL GOBIERNO: VOL NOVES ELECCIONS A CATALUNYA PER ” DIALOGAR “

Pedro Sánchez da por hecho que su triunfo electoral del 28-A avala la política de diálogo con Catalunya que impulsó para desinflamar el conflicto territorial. Y cuando logre su investidura como presidente del Gobierno y forme un nuevo Ejecutivo, esta seguirá siendo su hoja de ruta ante Catalunya.

En el Gobierno del PSOE, ahora en funciones, aseguran que por lo pronto mantendrán las relaciones institucionales y la negociación de la “gestión diaria” con el Govern de la Generalitat, en las comisiones bilaterales que ya reabrieron tras los años de incomunicación de los mandatos de Mariano Rajoy. Pero, para volver a abordar el “diálogo político” de fondo con el que avanzar en la resolución de la confrontación territorial, en el equipo de Sánchez confían en que se pueda producir “un cambio” en el Govern de la Generalitat tras unas nuevas elecciones catalanas.

 

 

La cuestión catalana

El líder del PSOE ve avalada por las urnas su estrategia en busca de una “salida política”

Entonces, piensan, se podrá “establecer el espacio para avanzar en el diálogo y la salida política, dentro del marco constitucional estricto”. No se partiría de cero, según algunos miembros del Ejecutivo central, y resaltan “la importancia” del documento de Pedralbes sellado el pasado mes de diciembre.

Dirigentes socialistas auguran en todo caso que, tras el buen resultado que cosechó ERC en las generales el pasado domingo, se podrían celebrar nuevas elecciones en Catalunya, incluso a finales de este mismo año. “Después de la sentencia”, aseguran, en referencia al proceso judicial en curso contra los líderes independentistas. ERC y JxCat, aseguran, “van a dirimir la hegemonía del independentismo en las elecciones europeas” del próximo 26 de mayo. “Están en esa batalla, y en ERC están convencidos de que Oriol Junqueras ganará a Carles Puigdemont”, explican. “Si ERC confirma en las europeas el resultado que tuvo en las generales, provocará elecciones para liquidar a Puigdemont y a Quim Torra”, pronostican. Además, ambas formaciones independentistas también dirimirán el 26-M la batalla por la ciudad de Barcelona, y los socialistas advierten que ERC está “en buena posición” mientras ven a Ada Colau en horas muy bajas.

“Después de la sentencia”

Dirigentes socialistas prevén que haya comicios catalanes a finales de este año

El calendario que barajan en el PSOE es que, tras el juicio a los líderes independentistas, la sentencia del Tribunal Supremo podría firmarse entre los meses de octubre o noviembre, a más tardar. “Así que a finales de año podría haber elecciones en Catalunya”, zanjan.

En el equipo de Sánchez, no obstante, prefieren no adelantar acontecimientos. Y reclaman prudencia antes de reabrir formalmente el diálogo político con la Generalitat. “Primero, que haya Gobierno aquí”, advierte un ministro ahora en funciones.

Después, la pretensión del equipo de Sánchez es reanudar con el Govern la negociación sobre la gestión ordinaria de las administraciones, sobre las infraestructuras, la dependencia, la sanidad… “Ya pusimos en marcha negociaciones entre todas las consellerías y los ministerios, con más de 30 reuniones, y eso se va a mantener, vamos a seguir negociando”, afirman.

 

 

Intentando de nuevo dejar aparte el diálogo sobre la cuestión política catalana. “A ellos sólo les interesa hablar de una cosa, pero a nosotros no”, insisten sobre la negativa absoluta que Sánchez mantiene a negociar sobre el derecho de autodeterminación de Catalunya.

 

El PSOE advierte que nunca desbordará el marco constitucional

 

Las comisiones bilaterales entre el Estado y la Generalitat se mantienen por ahora en suspenso debido al calendario electoral del 28-A y el inminente 26-M. Pero después se reabrirán. Y más adelante, Sánchez ya decidirá cómo reactivar la negociación política que se frustró cuando ERC y el PDECat optaron por no permitir la tramitación de los presupuestos generales del Estado y forzaron el adelanto electoral en España. El líder del PSOE advirtió durante la campaña del 28-A que los líderes independentistas le demostraron que “no son de fiar”.

Y habrá que ver cómo se recompone esta relación, y con qué interlocutores por parte de la Generalitat. Dirigentes socialistas advierten, eso sí, que “ahora estamos en otro escenario”. Es decir que, a diferencia de los últimos diez meses de la anterior legislatura, ni ERC ni mucho menos JxCat pueden ser ya imprescindibles para que Sánchez sume mayorías, incluso absolutas, en el Congreso. Tampoco para su investidura como nuevo presidente del Gobierno. “Nosotros ahora no dependemos de ellos, y aplicaremos nuestro ritmo y nuestra política”, celebran.

 

 

En plena resaca electoral, al día siguiente de la victoria del PSOE el 28-A, José Luis Ábalos, secretario de organización de Ferraz y ministro de Fomento en funciones, ya apuntó los propósitos con los que arrancarán el nuevo mandato respecto a Catalunya. “El diálogo lo vamos a seguir manteniendo, y obviamente cuando se supere la investidura y la formación de un nuevo Gobierno, con más impulso hay que retomar las cosas como estaban y como se dejaron”, aseguró Ábalos.

 

Fórmulas de diálogo

 

“Seguramente habrá que ser originales en algunas cuestiones”, admite Ábalos

Pero si Sánchez no aceptó negociar sobre el referéndum de autodeterminación incluso a costa de tener que disolver las Cortes y adelantar las elecciones generales, menos lo hará ahora en que se siente reforzado tras las generales, de nuevo con las llaves de la Moncloa en el bolsillo y con una perspectiva de legislatura de cuatro años por delante. “En esa dirección vamos a estar igual. En todo aquello que represente superar los marcos de nuestra institucionalidad y de nuestra legalidad que sitúa claramente la Constitución, pues no vamos a estar”, reiteró.

El secretario de organización del PSOE no quiso tampoco adelantar acontecimientos, aunque ya dejó claro que no volverían a tropezar dos veces en la misma piedra, como con la polémica sobre la figura del relator en una mesa de partidos. Ábalos señaló que era una mera “cuestión instrumental que no constituye ninguna cuestión de valor como para insistir en ello”.

 

“Ya veremos exactamente cómo se plantea el diálogo, pero también hay que ver la actitud de los que quieran participar en el diálogo”, advirtió. Insistió
en su preferencia por abordar dicho diálogo en los foros parlamentarios, y con la participación de la sociedad civil. “Seguramente habrá que abrir espacios que apuesten también por el entendimiento y la convivencia”, más allá de los ámbitos institucionales, partidistas o políticos. Pero dejó la puerta abierta a fórmulas imaginativas: “Seguramente habrá que ser originales en algunas cuestiones, pero ya las iremos viendo”

Informa:LAVANGUARDIA.COM (4-5-2019)

N.de la R.

Noves eleccions a Catalunya, nou parany del Gobierno. A Catalunya no necessitem noves eleccions. N’estem ben tips. Els socialistes volen guanyar temps perquè pensen que en unes noves eleccions traurien millors resultats. Amb tot, és positiu que es restableixi el dilàleg per les coses del dia a dia perquè ara mateix no som més que una autonomia ens agradi o no . I la vida continua…

265 Lectures | ‣ |
Que tothom ho sàpiga: