TORRA INTENTA REFORÇAR L’INDEPENDENTISME DURANT LA PANDÈMIA

Mientras esté en vigor el estado de alarma, que posiblemente se prolongará hasta el 10 de mayo, la autoridad sanitaria es el Ministerio, que puede vetar los acuerdos de las comunidades autónomas. Horas antes de ese anuncio del plan para dejar salir a los niños, la Generalitat empezó a aplicar un nuevo método para contar las víctimas mortales por el virus, con los datos facilitados por las funerarias, al margen del lugar del fallecimiento y si se había realizado el test de detección. La nueva metodología disparó en más de tres mil los fallecidos en Cataluña.

El propio Torra reclamó a la Organización Mundial de la Salud (OMS) que aplique su método y no el que aconseja este organismo y que siguen el Gobierno español y, con variaciones, muchos países europeos. A estas iniciativas se suman a otras decisiones o actuaciones críticas de la Generalitat. Ninguna tan grotesca como el envite verbal contra el Gobierno por entregar 1.714.000 mascarillas a Cataluña, un número que coincide con el año de la Guerra de Sucesión y la pérdida de las instituciones de autogobierno. La cifra se estableció a partir de un cálculo que se aplicó con todas las comunidades, pero Buch advirtió en tono solemne al Gobierno de “que no juegue con la historia de los catalanes”. Carles Puigdemont se sumó a las críticas con un tuit desde Bruselas.

Desde el primer día, el estado de alarma cayó como un jarro de agua fría en el Govern porque recentralizaba las competencias de Sanidad e Interior, pese a que la gestión sigue siendo de la Generalitat y en el caso de las residencias de ancianos se ha demostrado muy ineficaz. Con todo, se calificó de un “155 encubierto”. Luego vinieron las críticas por la presencia del Ejército en Cataluña para acabar reclamando su colaboración, entre otros episodios. El mensaje de la Generalitat es conocido por repetido: “El Gobierno del Estado español”, la expresión que emplea Buch, lo hace casi todo mal, tarde y no deja “herramientas” a la Generalitat para afrontar la crisis. De ahí que en las ruedas de prensa subyace la idea de que una Cataluña independiente no habría sufrido tanto con la crisis.

ELPAIS.CAT (18-4-2020)

256 Lectures | ‣ |
Que tothom ho sàpiga: